xpl

Top

¿Cuál es la mejor herramienta? ¿E-Learning, Talleres, Experiencias, Integralidad o Personalización?

Actualmente, es imperativo trabajar con la persona, colaborador o empleado, no importa si es operativo, manejando la maquinaria, un proceso automatizado, líderes, gerentes que realicen labores de decisión, o grupos de CxOs que pasen su tiempo administrando el riesgo. Cualquiera que sea la actividad, servicio, proceso de una planta, o desarrollo de una aplicación, o transformación de una organización, todo está asociado en conocer los aspectos intrínsecos de la persona, y hoy más que nunca el desarrollo en las organizaciones se trabaja desde la integralidad.

Aunque las evaluaciones siempre sacarán un perfil, estadística o valoración, nunca es suficiente la capacitación o desarrollo que se da, ya que el ser humano siempre está en proceso de cambio y mejora continua. Depende de cada momento, exploración o explotación para desarrollar las herramientas del desarrollo de la cultura en nuestros colaboradores.

Un estado de explotación implicará trabajar y desarrollar la mejora más óptima para todas las personas o colaboradores. El e-learning es la manera eficientemente hablando más económica, aunque carecerá del ejercicio eficaz. El resultado de mejora de cada colaborador quedará supeditado a su disciplina personal y no organizacional, debido a que, aunque utilizamos las herramientas existentes como computadores, redes, desarrollo de contenidos, cada persona tendrá su motivación en tiempo y desarrollo único, por lo que, si no está acompañado de un plan personalizado y supervisado, serán gastos altos en IT y tiempos desperdiciados en los contenidos. Este tipo de herramientas son útiles para que los colaboradores confirmen su aprendizaje en una evaluación percentil según su desarrollo técnico, académico e individual, sumado a la retroalimentación, cursos de 10 a 15 minutos, dinámicos y divertidos. Tiempos excesivos serán rutinarios, obsoletos y aburridos para las personas.

Los talleres deben siempre estar diseñados con base en las necesidades únicas y cultura de la organización. Aplicar el mismo tipo de liderazgo o asertividad de una organización a otra cambia no siempre da los mismos resultados. Cada programa es único, y debe estar acompañado de la evaluación previa y seguida de compromisos medibles, objetivos cuantitativos que puedan ser verificables, siempre asociados a validar el gap de cumplimiento de misión y visión. El problema de los talleres está en que implican un costo alto cuando las coberturas son amplias (más de 100 empleados, más de tres ciudades), lo cual lleva a una repetición y evaluación subjetiva, y en algunos casos, la ejecución se puede hacer en conjunto con terceros apoyando los diferentes puntos de vista, ya que al hacerlos internamente, siempre se estará sesgado a ver las realidades y las problemáticas de fondo.

Finalmente tenemos las experiencias para estados de exploración, que corresponden al nivel más alto de trabajo con un colaborador, ya que cada persona es única, y cada colaborador tiene su conocimiento e interpretación desde su ser, aunque sean catalogados por su rol, su preferencia o sus paradigmas, encontraremos un sin número de vivencias. Por lo cual, se debe direccionar la experiencia en encontrar los compromisos de cada persona, consensos e ideas grupales. Las experiencias tanto positivas como negativas marcan una imprenta de nuestro lado reactivo y proactivo, rompiendo paradigmas, consolidando, alineando y hasta descubriendo la cultura real, lo que conlleva a una mejor toma de decisión de la búsqueda de la mejora continua.  La parte negativa en algunas compañías está dada por la cantidad de tiempo que se debe invertir, lo que hace que las organizaciones las tilden de costosas e innecesarias, además de tener un seguimiento y continuo soporte dentro de la organización.

De acuerdo a lo anterior, todas las herramientas sirven, lo importante siempre será aplicarlas en conjunto con todos los departamentos, colocarlas como un indicador en el BSC o Cuadro de Mando y tener presente el estado de la organización, lo que buscamos individual y grupalmente, alineado siempre con la visión y misión.

 

Post a comment

15 − two =