xpl

Top

El juego y lo simple

En estos días en el que la cuarentena, sea obligatoria o voluntaria es una decisión responsable, hay mucho tiempo para pensar, reflexionar, leer, tareas que para muchos hace tiempo no se realizaban, entre otras actividades que por la disponibilidad que se tiene actualmente, ahora parecen muy viables. Por lo cual les formulo la pregunta, ¿cuál es esa actividad para la que ya tienen disponibilidad?

En mi caso, una decisión de estos días ha sido jugar en familia todos esos juegos “viejos” que hicieron realidad esta historia que hoy nos ha hecho crear experiencias usando formas lúdicas como herramientas. Esta experiencia nos llevó a volver a preguntarnos que juego debería ser el de hoy, recordar reglas para entender mecánicas que hace tiempo no usábamos, cuántas cartas se reparten al inicio, la distribución del tablero inicial, quién debe ser el primero en jugar, que debemos hacer en cierta ocasión o evento y, así, para algunos juegos como 7 Wonders, Power Grid, Takenoko, entre otros. Con la adrenalina funcionando, emocionados, continuamos el camino con juegos propios como Lead Town, Quixplay Arma el Camino, además de la prueba de algunos nuevos para cuando pasemos todos estos momentos difíciles. Viviendo esa “magia” o “aura” que tienen los juegos de mesa para integrarnos, motivarnos, vivir otras realidades, tomar muchas decisiones, tener enfoque hacia un objetivo y sacarnos muchas sonrisas.

Y en esos momentos, saliendo de ese papel de jugador y tomando una actitud más reflexiva e introspectiva, decidí hacer una relación entre los juegos y lo simple. Sí, entre el juego y lo simple, por ejemplo, que tanta cosas necesitamos en la vida para divertirnos al extremo, hay suficiente tiempo para hacer todo lo que queremos y nos proponemos, esos pequeños detalles que nos motivan y nos hacen pensar en nuevos caminos, bajar las revoluciones en cosas que no son realmente importantes, descubrir que hay muchas cosas que hacíamos como sociedad que ahora resultan novedosas (leer, comer en familia, disfrutar espacios en la casa, etc.). Y encontrando allí la relación entre el juego, como una actividad antigua, natural, cultural, sencilla, que aquí se relaciona con el hecho de no olvidar lo simple, sin complicaciones tecnológicas, ni aislado de la verdadera integración y aprendizaje siendo un participante activo.

Por ello, los invito a pensar y buscar cuál es esa actividad simple que disfrutan, aquella que los conecta con su propio yo, la que les da gran satisfacción y motivación para realizarla, además de sentir que es algo que les ayuda a estar mucho mejor en estos días en los que necesitamos más fuerza y motivación.

Post a comment

14 − 2 =