xpl

Top

Blog

¿Por qué aprender haciendo es más productivo?

Cuantas veces nos ha pasado que vivimos espacios de capacitación donde una persona se coloca al frente a hablar, hablar y hablar, y al final sentimos que no aprendemos algo, o se nos olvidan las cosas muy rápido, o salimos motivados pero la energía se diluye rápidamente al siguiente día, o recordamos muy poco de lo que nos explicaron. Cuando aprendemos basados en métodos que usan exclusivamente la memoria, nuestra retención es muy baja, la motivación no siempre es la adecuada, nuestra atención se dispersa muy rápido, sin contar que nuestra percepción es que este tipo de espacios deben ser muchas veces obligatorios para que podamos asistir. Los modelos de educación tradicionales se basan en este tipo de enseñanza.

A diferencia de lo expuesto anteriormente, cuando aprendemos haciendo, es decir, viviendo la experiencia del aprendizaje, transformando conceptos en práctica, trabajando dinámicas que podemos reflejar rápidamente en nuestra vida, y entrando en procesos reflexivos más fuertes que se transforman en conocimiento, impactando nuestra razón así como nuestra emoción hacia el campo de la formación y el desarrollo personal.

Una forma de experimentar cuando aprendemos haciendo son los juegos, siendo escenarios donde no siempre nos enfrentamos a la situación real, pero que nos ayudan a tomar decisiones, comunicarnos, funcionar como equipo, ser nosotros mismos, hacer una experimentación consciente, es decir, vivir y hacer cosas que normalmente no haríamos en nuestra vida cotidiana, pero que si impactan nuestro cerebro llenando la biblioteca de conocimiento para cuando nos enfrentemos a ese tipo de situaciones. Aprender haciendo, experimentando, aumenta nuestra motivación, mejora nuestra retención y se graba a largo plazo, aprendemos más rápido, es más fácil ver nuestras fortalezas y debilidades. Mientras los modelos pasivos se centran más en el contenido a través de una conceptualización abstracta, la experimentación incluye ésta y otros factores como la observación, reflexión y retroalimentación.

Por ello tratemos de pensar en que espacios somos más efectivos. Y si piensa que no le son familiares ese tipo de espacios en los que se aprende haciendo, trate de recordar algo que no haya sido una experiencia en su vida cotidiana…

Post a comment

8 + two =