xpl

Top

¿Por qué invertir en motivación en el talento humano? ¿Cómo mantenerla y desarrollarla? (Parte III)

El punto de partida es el entorno, unido a la visión que queremos trabajar, la realidad y el objetivo al cual se pretende llegar, siendo éste la guía fundamental para desarrollar, potencializar y alcanzar la motivación en cada persona, el siguiente paso es tener claro en cual ciclo del dinamismo de las organizaciones y cultura estamos; Expansión o Explotación.

Colocando las reglas y delimitando el campo de juego con el resultado que visualizamos, agregando la receta de la cultura que se desea obtener, así como desarrollar y potencializar los perfiles de cada colaborador, los cuales son: Inspiradores, Preparadores, Consideradores y Actores, entenderemos que la categorización es una oportunidad de crecimiento, ya que lo más grande que tiene el ser humano siempre será la manera de inventarse y re-inventarse.

Continuando con el proceso, podremos comprender y formar la piedra angular, la persona. Todos somos líderes, tenemos los aspectos para la expansión o explotación, lo trascendental para desarrollar un nosotros, sin importar el cargo, rol, función o responsabilidad, contando siempre con la interdependencia del líder, comprendiendo que todos estamos para dar siempre lo mejor.

Cuando encontramos el valor en una organización y los clientes pagan por ello, debemos enfocar la explotación del producto y servicio. Es allí donde el talento humano de Preparadores, Actuadores y Consideradores tienen su mayor desempeño, trabajar para ser efectivos y optimizadores, sin olvidar los Inspiradores ya que ellos son los que aprovecharán los recursos existentes para llegar a otros paradigmas, eliminando las zonas de confort, ya que el mercado siempre podrá igualar el producto o servicio debido al libre mercado.

En este momento la sociedad global muestra falta de liderazgo, paradojas de abundancia, crisis institucionales, insuficiencia de recursos. Es aquí donde deben salir a flote los inspiradores, actuadores y consideradores, los cuales como ha pasado a lo largo de la historia, dan el salto a buscar nuevos caminos y diversos paradigmas. Concentraremos el talento en lo que nuestro cerebro sabe, generar ideas y materializarlas. Nuevos modelos, divergencia, sin olvidar a los preparadores volcando el producto para tener el servicio de la manera correcta.

Siempre hay que cultivar al ser humano, invertir en la pieza fundamental que somos las personas, y buscar el ROI en la felicidad y en el propósito, el Headcount enfocado en la pertenencia en las organizaciones, así como contar historias que transciendan en las organizaciones, sociedades y hasta la humanidad. Dopamina para cuando tenemos tanto dinamismo y necesitamos hechos reales y adrenalina para cuando la tranquilidad y riqueza nos coloque en zonas de confort, ampliándolas y compartiéndolas.

Referencias:

Your Strategy Needs a Strategy: How to Choose and Execute the Right Approach, Martin Reeves, Knut Haanaes and Janmejaya Sinha, Harvard Business Review Press (2015).

The Power of Meaning: Finding Fulfillment in a World Obsessed with Happiness, Emily Esfahani Smith, Broadway Books (2017)

Emotions of normal people, Libro de William Moulton Marston

Post a comment

3 + 5 =