xpl

Top

Procesos, aprendizaje y herramientas lúdicas

Cuando encontré que mi manera de aprendizaje era más efectiva en lo visual, incrementando un 100% tanto el análisis, retención y comprensión, me vi en la tarea de averiguar por qué. Por tanto tiempo lo único que conocí desde primaria, bachillerato y universidad fue el conocimiento desde la percepción sobre el CI o Coeficiente Intelectual. El cual hacia que en muchas ocasiones para cualquier aprendizaje o proceso en el cual tuve que participar, implementar, o desarrollar, solo existió un camino, estudiar, memorizar, aplicar, ejecutar, monitorear y sucesivamente repetirlo, el concepto donde salen todas las metodologías existentes para las organizaciones desde Demming hasta hoy, incluyendo los procesos de mejora continua como Lean o Six sigma.

Cada uno de los procesos y metodologías desde su fase de planeación busca que se mejoren las organizaciones, aunque siempre los resultados no son los esperados. Me encontraba con un sin número de obstáculos, los cuales estaban desde el statu quo de las personas, mercado, toma de decisión de los líderes, problemas en ventas, disciplina, aspectos internos y externos, como si todo confabulara hacia la no realización. Recuerdo que una de las frases que más he escuchado, es cuando pregunto acerca de la implementación de un CRM o ERP, o la implementación de un proceso, acerca de cómo fue la experiencia y en su totalidad el 100% afirma que fue una tortura, desafío o hasta frustración. Porque todas las organizaciones startups, empresas familiares, grandes empresas consolidadas, multinacionales o hasta empresas dedicadas a la mejora continua, se les dificulta que de manera natural se presenten estos cambios, porque no somos únicos, no existe una sola inteligencia. Según Howard Gardner y su investigación a la fecha, dice que tenemos diferentes tipos de inteligencias, estas son: lingüística verbal, lógico matemática, visual espacial, musical, corporal kinestésica, intrapersonal, naturista, emocional, existencial, creativa y colaborativa. Y con mi experiencia pensaría que en próximos años tendremos muchas más producto de los desafíos sociales. Por ejemplo: negociaciones complejas con gobiernos o guerras, factores éticos que involucran los diferentes tipos de familia, elementos económicos y sostenibilidad de 6 billones de personas, tecnológicos relacionados con inteligencia artificial y robots, etc.

Cuando trabajé los primeros juegos, que hoy llamamos herramientas lúdicas, identificamos como cada persona generaba una interpretación diferente frente a la visión, reglas y expectativas, y fue allí donde se empezó a trabajar el sentir con aprendizaje. Tener un mismo comportamiento o principio unificado con respecto a la entrada o salida de ese proceso con múltiples personas, que para nuestra mente es una labor, y  fue donde se identificó el real aprendizaje de cada uno, salió a relucir nuestra real inteligencia, visual, lógica, existencial, creativa, entre otras, poder potencializar a la persona en su estado proactivo, fortalecer a la empresa y esa diversidad mejoraba al grupo como una única organización. Es allí donde se pueden ver los resultados o respuestas, porque apoyaba a la minimización de los errores, al aprendizaje continuo desde la variedad de cada persona, terminando en un resultado económico, generación de nuevo valor, optimización o hasta una nueva práctica de aprendizaje.

Es por ello que las empresas que aprendan a diversificar su aprendizaje basado en cada individuo, como lo hace la naturaleza, tendrán la capacidad de generar más valor, más adaptabilidad, mejor negociación, y aun mejor, perdurar en el tiempo, como lo hace la misma naturaleza a diario.

 

Post a comment

19 − 12 =